Análisis Estadísticos para Ensayos Clínicos y Estudios Epidemiológicos. Asesoría estadística para investigación, en general, incluyendo Tesis. Asesoría Metodológica. Diseño de Posters para Congresos y Eventos Científicos.

sábado, 1 de septiembre de 2018

Hipótesis en Investigación


Hipótesis en Investigación

En años de experiencia en investigación clínica he notado que muchos profesionales, y más aún los estudiantes, tienen problemas para plantear las hipótesis.

La hipótesis se puede definir como una predicción o explicación provisoria de la relación entre 2 o más variables. 

La hipótesis, como formulación que plantea una presunta relación, se puede expresar en forma de proposición, conjetura, suposición, idea o argumento que se acepta temporalmente para explicar ciertos hechos.

Así pues, el problema-pregunta precede a la hipótesis-respuesta que, a su vez, deriva del/los objetivo/s de la investigación.

Es evidente que el carácter tentativo, aunque informado, de la hipótesis la sitúa al inicio de un estudio (hipótesis a priori) en la fase de planificación y lógicamente antes de la obtención y análisis de los datos.

Según el método científico, las hipótesis pueden derivar de la aplicación de un razonamiento lógico inductivo o deductivo.

El método de razonamiento inductivo parte de la observación de un problema concreto y puede conducir a la formulación de una hipótesis.

El método deductivo nace de una teoría o de un marco conceptual o teórico5-7 y conduce a una serie de afirmaciones o hipótesis que, convertidas en un instrumento de trabajo, analizan la teoría.

Una vez analizada la hipótesis, no es lógico, ni ético, cambiar o manipular su formulación inicial (tampoco sería lícito cambiarla una vez conocido el resultado).

Otra cuestión es que los resultados obtenidos conduzcan a replantear o a formular otra hipótesis de trabajo (hipótesis a posteriori) pero ésta ya sería contrastada en otros estudios futuros.

Relación entre objetivos, hipótesis y diseño de estudio

Es importante insistir en que la clase de objetivos es clave para valorar la pertinencia de la/s hipótesis. El papel de la hipótesis consiste en guiar en la selección y definición de la metodología a utilizar.

Los estudios analíticos cuyo objetivo es la investigación de relaciones causales precisan de hipótesis que permitan establecer la base para las pruebas de significación estadística.

Los diseños analíticos (observacionales o experimentales) pretenden poner en evidencia asociaciones causales e intentan averiguar el porqué de ciertas situaciones. En este tipo de estudios, la hipótesis aporta una posible explicación y ésta exige que se disponga de datos suficientes para elaborar una respuesta provisional.

Estructura de una hipótesis

Una hipótesis bien formulada cuenta con una estructura compuesta por: unidad/es de observación (sujetos u objetos) y variables (atributos susceptibles de medición); además, se puede indicar cómo se espera que se relacionen estos dos elementos (direccionalidad de la hipótesis).

Cabe destacar que la direccionalidad de una hipótesis traduce las expectativas del estudio, lo cual, según algunos autores, puede ir en detrimento de su imparcialidad. No obstante, todo investigador/a tiene cierta idea o intuición sobre la posible respuesta a su problema, aunque no la formule explícitamente.

Ahora bien, es muy importante que el investigador sepa y acepte que las hipótesis no siempre se confirman y que para eso es que se realiza la investigación. El hecho de que no se confirme no implica para nada que la investigación esté mal o sea incorrecta.


----------------------------------------------------------------
Agradecimiento: En general extraído de “El uso de hipótesis en la investigación científica” (The use of hypothesis in scientific research) MT Icart Iserna, J. Canela Solerb

No hay comentarios: